La vida da muchas vueltas, y Omar Bravo, quien hace seis meses renovaba por dos años con Chivas, ahora podría estar abandona el club rojiblanco.
Viene de marcar 1 gol en la campaña anterior, cifra que le ha representado ser relegado a la banca y ahora no ser considerado para el Apertura 2016.
Es un referente del Rebaño Sagrado, aunque con 36 años es complicado que pueda pelear con Ángel Zaldívar, Marco Bueno y la posible llegada de Henry Martín.
En Chivas tratarán de acomodarlo dentro del Draft del futbol mexicano, aunque tampoco se descarta la posibilidad de que regrese a la MLS para finalizar su carrera.