En su primera experiencia en un Draft de futbolistas al estilo del balompié azteca, el Director Técnico de Chivas, Matías Almeyda, se muestra en desacuerdo con el método en que se negocian los jugadores de futbol. “El jugador es un ser humano, no un paquete”, dice el estratega, quien defendió sus conceptos y su estilo durante toda su vida. A Matías Almeyda no le gusta el Draft.
“Es la primera vez que vengo a esta clase de eventos, no es que me guste muchísimo porque considero que el jugador es un ser humano y no un paquete que hay que venderlo o llevarlo de allá para acá, pero son costumbres que se tienen, se respetan, pero también hay quién las comparte y quién no”, indicó en esta primera ocasión.
“Me resulta raro y extraño que estemos todos acá viendo qué pasa, qué no pasa, y el futbol es mucho más sencillo. Es la primera vez que me toca y trato de ir mirando las cosas negativas y positivas que tiene, pero yo no soy quién para juzgar si está bien o mal. Me puede gustar o no, pero ahí queda”, expresó.
Sobre las pretensiones que tiene para reforzar a su equipo, reveló que tenía en mente a dos elementos, cuyos nombres se reservó, pero después admitió que no le desagrada la idea de sumar a Javier Aquino y a Henry Martín, aunque en el caso de este último sería una apuesta a futuro.
“Habría que pensarlo, es buen jugador, tuvo una lesión complicada y se está recuperando. Sé que si lo pidiera hoy, hasta noviembre lo podría tener. Al futuro sí (sería buena apuesta), me interesa obviamente, se verá ahora, pero sabemos que hoy no es refuerzo porque no está en actividad”, sostuvo.