Resulta que Víctor Guzmán no solamente fue el gran protagonista de la Final de la Liga que acabó con el agónico título de Pachuca. También el chavo había sido nombrado constantemente en las negociaciones en las últimas semanas entre el Guadalajara y el Grupo que maneja buena parte de los destinos de los Tuzos y de León. Son varios los detalles a tener en cuenta en estas pláticas que acabaron con la renovación del préstamo del joven por otro año, hasta junio de 2017.
La opción de compra de Guzmán es imposible de pagar para otro club nacional.
En principio, Rodolfo Cota debía regresar a Pachuca y Guzmán, a Verde Valle. No obstante, una vez acabada la etapa regular, se sentaron a conversar ambas directivas y, como Chivas pidió renovar por otro año con el portero, entonces los Tuzos pusieron una condición: quedarse ellos también con Guzmán hasta mediados de 2017. Y así fue.
Todo indica que, en junio de 2017, Cota se iría y Guzmán volvería.

Otra cuestión a tener en cuenta es la cotización del canterano rojiblanco: si bien no trascendió oficialmente la cifra, se sabe que la opción de compra fijada por el club tapatío es altísima e imposible de pagar para otra entidad nacional, por lo que irremediablemente el contención retornará a Guadalajara en 365 días. Mientras tanto continuará sumando minutos en la alta competencia en una institución con menores exigencias. Y así se benefician todos.