Las directivas de Tigres y Chivas avanzan en las negociaciones para hacer un intercambio que vestiría a Javier Aquino con la playera rojiblanca y mandaría a Isaac Brizuela al cuadro de la UANL.

Guadalajara manifestó su interés al alto mando del conjunto universitario en contar con los servicios del futbolista oaxaqueño, quien ya había sido pretendido por los rojiblancos cuando jugó para el Villarreal en España; es ahora, con José Luis Higuera a la cabeza de las negociaciones, que se está avanzando en este sentido.
El entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti, no le hace mala cara al Conejito, según cuentan hombres cercanos a Tuca. El desequilibrio y ascenso futbolístico que Brizuela mostró en este último semestre le dan la pauta para contemplar desprenderse de una pieza importante en su ofensiva, pero a cambio recibir un elemento del cual puede explotar todavía bastante futbol.
Según fuentes en Monterrey y Guadalajara, la operación va caminando con pasos sólidos y es factible que antes del Régimen de Transferencias de la próxima semana en Cancún esta operación pueda quedar cerrada.