Pocos entienden el futbol como Louis van Gaal; es irreverente, analítico y eficaz. Su futbol siempre se ha caracterizado por su verticalidad, posesión de balón y su inteligencia en el parado defensivo. El sistema típico de un holandés.

Mientras Van Gaal disfrutaba de su mejor época con la Selección de Holanda; el United se regodeaba en la miseria esperando ser rescatado por un verdadero capitán.

El siempre cuestionado estratega ha generado expectación, no sólo por corromper la política de no extranjeros en el banquillo del Manchester United, sino por su cuestionada relación con los jugadores y medios de comunicación. Su carácter no es el mayor de sus atributos y su benevolencia con los jugadores es casi invisible. 
Luca Toni lo consideró un dictador, entre otras porque era capaz de exhibir a sus pupilos en público y en privado.

Poco importaba el peso histórico del jugador, sino encajaba en su filosofía y sistema de juego no podía continuar en su plantilla. Fue capaz de prescindir de elementos como Ronaldo, Rivaldo y Riquelme. Su indolencia se ha justificado a lo largo de los años, pues de la misma forma que desiste de sus estrellas, es perspicaz al descubrir los nuevos talentos como Xavi, Iniesta y Carles Puyol.

El hombre de 62 años ha ganado en todo país en el que dirige. Es un verdadero rebelde de las canchas. El éxito de su trabajo se basa en juego perfecto y total. Para Van Gaal el principal atributo está en la mente. “El espíritu es más fuerte que el cuerpo. Si tu equipo pierde, es culpa de la cabeza, del coco, no de las piernas. Si un jugador se lesionó es porque algo en la cabeza no funcionó bien”, señaló.

El reto es tan grande como su ingenio. Deberá conquistar a una isla que vive el futbol como ninguna otra. Su ego será la mejor compañía, así como su tan cuestionado y conservador 5-3-2. Disfrutaremos de la mejor versión de Louis van Gaal, acompañado de su inseparable libreta y de su inigualable forma de ver el futbol.

Este texto lo puedes encontrar también en juanfutbol.com http://juanfutbol.com/articulo/juskani/un-dictador-en-manchester